Follow by Email

domingo, 17 de agosto de 2014

Millonarios en Nueva York, edificios entre la exclusividad y los excesos.

El número 15 de Central Park West  es un edificio residencial de Nueva York, que se encuentra situado en uno de los lugares más privilegiados de La Gran Manzana, con sus  19 pisos acumulan el mayor número de millonarios por metro cuadrado del planeta, formar parte de esta exclusiva comunidad equivale a pagar como mínimo seis millones de dólares para adquirir el departamento de menor valor.

Esta lujosa edificación se encuentra construida sobre el terreno más caro jamás vendido en Manhattan, los hermanos Zeckendorf pagaron por él 401 millones de dólares en 2004, el 15 de Central Park West lleva años liderando como uno de los mejores lugares para vivir en la ciudad de los rascacielos

El millonario ruso Dmitry Rybolovlev y el actor Denzel Washington son algunos de los ricos y famosos que han sucumbido a sus encantos, han pagado hasta 88 millones de dólares como la hija de Rybolovlev que en 2001 pagó esta desorbitada cantidad para vivir en el ático de la torre.
El edificio dispone de parking con salida anti paparazzi, un gimnasio de 1,300 metros cuadrados, servicio a habitaciones, sala de cine privada con 20 cómodos sillones y una piscina en la azotea de 23 metros de longitud, el edificio de ultra lujo cuenta con su propio grupo de seguridad especial que velan por sus millonarios residentes, conserjes, porteros, botones, repartidores de correo, equipo de mantenimiento, guardias, ingenieros, administradores todo un equipo multidisciplinario a la orden de del Gregg Carlovich el ‘manager’ del edificio.

En algunos desarrollos de gran categoría de Nueva York también existen factores que causan revuelo y polémica como  las “puertas para pobres”, que fueron comunes durante años en los edificios muy lujos de esta ciudad, aunque en su momento no eran para los ‘residentes de bajos ingresos’ sino para  los ‘trabajadores’; hoy en día el ayuntamiento de la ciudad de los rascacielos acaba de dar luz verde a la construcción de un edificio de apartamentos de lujo con ‘puerta para pobres’ a cambio de autorizar la edificación de la torre de 33 plantas en el número 40 de Riverside, con viviendas entre los 1.9 y los 20 millones de dólares,  las autoridades locales obligaron a la constructora a dedicar 55 de los 219 apartamentos a familias de escasos recursos, y a los promotores no se le ocurrió mejor idea que ponerles un acceso al edificio acorde a su clase social: ‘una puerta de acceso por el callejón’, la idea de los impulsores del proyecto es que los propietarios adinerados de los lujosos departamentos de hasta seis habitaciones y ocho baños con vistas al Río Hudson jamás se crucen con los inquilinos de las viviendas de protección social y sus ‘mini-apartamentos’ situados en las plantas bajas del edificio, con menos luz y vistas a un muro, el periodista Michael Gross en su libro ‘The house of outrageous fortune’ lo definió como ‘el edificio de la riqueza desmesurada’ o el ‘separated but equal’, ‘separados pero iguales’, misma expresión con la que una sentencia del tribunal supremo de USA permitió justificar el racismo durante décadas y hoy parece que ha resurgido no como parte del color de la piel, sino de los ceros de la cuenta bancaria.
Las numerosas voces de protesta han llevado al alcalde Bill de Blasio a prometer que no se volverá a autorizar la construcción de ninguna otra torre en la que se proyecten entradas separadas o que se restrinja el acceso a los lugares comunitarios como piscina, guardería o gimnasio  a las personas que residen en viviendas protegidas de tal categoría.


Nueva York cuenta con elegantes y modernos barrios emblemáticos conjugados con el interiorismo y la arquitectura,  los principales rascacielos se concentran en el Midtown y el Bajo Manhattan, aunque otros barrios del mismo Manhattan, Brooklyn, Queens y el Bronx también tienen un número significativo de edificios altos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario